EL NUEVO DIARIO, SANTIAGO.- Con la presencia del presidente Luis Abinader se realizó este miércoles la presentación del Sistema Integrado de Transporte Santiago (SITS), y dejaron iniciados los trabajos del Teleférico en esa demarcación, obra que impactará a 122, 894 personas, con un recorrido de 6.5 kilómetros.

El mandatario indicó que la construcción del Teleférico era una obra esperada y anhelada donde circularán 4,500 pasajeros por hora.

Sostuvo que una de las estaciones se llamará Presidente Antonio Guzmán, en honor al exmandatario quien dirigió los destinos del país en el período 1978-1982.

Dijo que el proyecto constituye la mejora de la totalidad y el remozamiento urbano de sectores marginados de la rivera del río Yaque del Norte y que el objetivo es tener un servicio de transporte de alta calidad que reducirá el tiempo de viaje y mejora de la calidad de vida de los usuarios.

De su lado, Yael Isa, director Oficina de Desarrollo de Proyecto de Movilidad Urbana, dijo que el Estado dominicano dijo que en busca de optimizar los recursos del presupuesto nacional, debe evitar duplicidad de inversiones en la oferta de transporte masivo.

Manifestó que esta obra permitirá que los sectores  históricamente  marginados puedan desplazarse en mejores condiciones.

“El teleférico de Santiago se ha desarrollado para sobrevolar las zonas de mayor congestión de la ciudad en el Puente Hermanos Patiño y el Puente Ercilia Pepín, dando acceso a los sectores marginados por la ribera del río Yaque del Norte”, dijo el funcionario.

Dijo que el sistema tendrá una capacidad de transporte de 4,500 pasajeros por hora por sentido, y podrá movilizar más de 72,000 pasajeros todos los días.  La velocidad de recorrido será de 25 km/hr (7 m/s), con una duración de 10 minutos en la ruta completa, sin demora, sobrevolando las zonas de congestión y el río Yaque del Norte.

Señaló que la experiencia en los últimos 10 años de incorporación de sistemas de cable como transporte público masivo, en ciudades latinoamericanas con problemas similares de crecimiento descontrolado, ha sido altamente exitosa. Estableciendo una oportunidad y garantizando el acceso a sectores de difícil acceso, mediante un servicio seguro y de alta calidad que incide directamente en la tranquilidad y la dignidad de sus ciudadanos.

Dijo que inversión estatal con la participación de capital privado en soluciones de transporte, más que una opción es una obligación, una responsabilidad que no puede ser postergada y que da respuesta de manera efectiva a la necesidad colectiva de los ciudadanos para transportarse de manera rápida y segura, garantizando su tranquilidad. Una inversión social a largo plazo que impactará en una mejor calidad de vida para sus usuarios.

Aseguró que el transporte terrestre constituye uno de los mayores problemas sociales en la República Dominicana y unos de los gastos más importantes de la canasta familiar de los hogares dominicanos, representando cerca de un 30% del presupuesto de las familias.  De acuerdo con datos arrojados por el Observatorio iberoamericano de Seguridad Vial (OIAEVI) en América Latina, y publicado por el Banco Mundial, en la región existen en promedio 230 vehículos por cada mil habitantes, enfatizando que en países como la República Dominicana se superan los 300 vehículos par cada mil habitantes.