EL NUEVO DIARIO, REDACCIÓN DIGITAL.- Una mujer ha sido catalogada como una heroína luego de que utilizara su cuerpo como un escudo para proteger a un niño de morir aplastado por una pared de ladrillos que se derrumbó encima de ellos, un hecho que se presume ocurrió en Brasil.

Según se aprecia en las imágenes, la mujer estaba sentada justo al lado de la pila de ladrillos, de color marrón, mientras que el niño estaba justo en frente.

Igualmente, puede verse cómo la mujer se percató de que la pared se venía hacia a ellos, e inmediatamente se puso de pies, alzó los brazos para bloquear que los ladrillos cayeran sobre el menor.

Las imágenes fueron compartidas por por Gilson Cardoso Fahur, quien es un policía y político brasileño.