EL NUEVO DIARIO, REDACCIÓN DIGITAL.- Un holandés desapareció durante cuatro días en una jungla tailandesa luego de que ingresara a un bar con la intención de tomarse una sola cerveza, un hecho ocurrido en el distrito de Kaeng Krachan en Tailandia.

El hombre identificado como Franciscus Johannes van Rossum, de 78 años de edad, ingresó al bar en la localidad de Phetchaburi, lugar donde aseguran fue visto por última vez.

Rachot Chanwijit, de 61 años de edad, la esposa, dijo a las autoridades que se preocupó bastante al ver que su esposo no llegaba a casa, por lo cual fue al bar donde estaba su marido, y ahí el dueño le dijo que este consumió cinco cervezas y se había ido a bordo de su motocicleta.

“Recibí una llamada de él, diciéndome que fue hacia el bosque, pero que no sabía las coordenadas exactas de dónde estaba”, indicó Rachot.

La desaparición se produjo el pasado 31 de agosto, donde luego sus familiares lo reportaron como desaparecido.

Tras la denuncia, las autoridades descubrieron que el holandés había salido desde el bar hacia un templo budista y luego al bosque de Khong Ta Bang, lugar donde se habría desorientado por una tormenta que se produjo en aquel lugar y que no supo regresar a su casa.

Según las informaciones ofrecidas por lugareños, estos vieron la motocicleta del hombre y lo encontraron el pasado viernes 3 de septiembre durmiendo en un charco que había dejado la tormenta, además de múltiples picaduras de mosquitos.

Asimismo, indicaron que el hombre estaba agotado, hambriento y deshidratado, con cortes y rasguños en el cuerpo, pero sin lesiones de gravedad.

En tanto, el tras ser encontrado el hombre dijo que “pensaba que iba a morir”, ya que no sabía dónde estaba, no tenía carga en su celular y su motocicleta quedó sin combustible, aparte de que llovía mucho.

Franciscus expresó además que sintió un gran alivio cuando pudo escuchar las voces de los residentes del lugar, de quienes dijo que le salvaron la vida tras encontrarlo.