CARACAS.- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo este domingo que el anticipo de pago del plan Covax, por el que el país adquirirá 11.374.400 vacunas contra la covid-19, se realizó con un dinero que fue «liberado» del «secuestro» de recursos que, asegura, le ha hecho el Gobierno de Estados Unidos.

«Fue la liberación de unos recursos que estaban secuestrados por el Gobierno de Estados Unidos y logramos liberarlos, se depositaron en francos suizos porque si se depositaban en dólares se los robaba la reserva federal de Estados Unidos y la derecha (venezolana)», dijo Maduro en una alocución transmitida por el canal estatal VTV.

Aseguró que la operación se hizo con «inteligencia, con sabiduría» y «capacidad financiera» y agregó que no ofrecerá más detalles.

Según dijo, «en su momento» se sabrá cómo lo hizo, aunque insistió en la denuncia de que Washington mantiene «secuestrados» recursos de Venezuela producto de las sanciones económicas a su Gobierno.

«Lo que sí les puedo adelantar es que es un recurso rescatado del secuestro de la reserva federal y ya hemos conseguido el resto para llegar al 100 % del depósito del sistema Covax», insistió.

Añadió que su país seguirá presionando para que liberen los 7.000 millones de dólares que Venezuela tiene «secuestrados» en el mundo.

«Más temprano que tarde vamos a lograr que todos esos recursos sean liberados para comprar las medicinas», apuntó.

El sábado, la Vicepresidenta ejecutiva Delcy Rodríguez anunció que Venezuela había dado un anticipo de más del 50 %, unos 64 millones de dólares, para el pago del plan Covax que coordina la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que, según denuncias del propio Gobierno, no había sido cancelado por el «bloqueo de recursos».

Según indicó la vicepresidenta, el monto cancelado fue de 59,2 millones de francos suizos, es decir, unos 64 millones de dólares de un total de 119.999.920 millones de dólares para adquirir más de 11 millones de vacunas.

El Gobierno de Estados Unidos ha impuesto una serie de sanciones al Ejecutivo de Maduro que le impiden acceder a los fondos en ese país.

Las medidas tomadas por Estados Unidos se deben a que no reconoce a Maduro como presidente de Venezuela por haber sido elegido en un proceso que, según consideran, no contó con garantías democráticas y por ello otorgó su reconocimiento al líder opositor Juan Guaidó.

A mediados de marzo, Guaidó anunció que iba a solicitar a la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC, en inglés) de Estados Unidos una licencia para acceder a los fondos y pagar el plan Covax.

Sin embargo, tras el anuncio hecho ayer por la vicepresidenta, Guaidó dijo que el anticipo hecho por el Gobierno de Maduro era producto de la presión hecha al mandatario y señaló que la cancelación del mecanismo demostraba que las sanciones impuestas no impedían el pago de los fármacos. E