Tras la explosión, elementos del FBI, Policía local y de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas y Explosivos comenzaron las investigacones correspondientes.

Este lunes, el Departamento de Policía de Newaygo, en el estado estadounidense de Míchigan, junto con el FBI y la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas y Explosivos inició una investigación después de que un estudiante de preparatoria detonara por «accidente» un artefacto explosivo casero, causándose heridas a sí mismo y a cuatro de sus compañeros, informaron las autoridades a través de un comunicado.

De acuerdo a los reportes, un joven de 16 años detonó la bomba casera al interior de un salón de clases minutos antes de las 9:00, lo que le causó «heridas de moderadas a graves», mientras que los otros cuatro estudiantes resultaron con lesiones leves. Asimismo, el profesor recibió atención médica tras quedar aturdido por la explosión.

«No se trató de alguien que colocó un artefacto explosivo con el fin de dañar a nuestros estudiantes», comentó el superintendente de las escuelas de Newaygo, Peg Mathis, quien aseguró que las acciones del estudiante muestran una «grave falta de juicio».

A pesar de que las autoridades han declarado que lo ocurrido se trata de «un incidente aislado», el Departamento de Policía local continúa realizando las investigaciones correspondientes para «determinar qué tipo de material estuvo involucrado en la explosión y las circunstancias que contribuyeron» al siniestro.