EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- La disminución en los ingresos fiscales del país a causa de la pandemia del COVID-19 llevó al Gobierno a priorizar sectores importantes como salud, educación, niñez y envejecientes, esto en las asignaciones de fondos del Presupuesto General del Estado para las asociaciones sin fines de lucro en este 2021.

Así lo informó la directora ejecutiva del Centro Nacional de Fomento y Promoción de las Asociaciones sin Fines de Lucro, del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, Vielka Polanco, quien es especialista en relaciones internacionales y  derechos humanos,  con amplia experiencia de trabajo en el sector de la sociedad civil, según indica un comunicado de prensa.

Polanco entiende que esta experiencia ha sido muy valiosa para el trabajo que desarrolla en el Centro Nacional de Fomento y Promoción de las Asociaciones sin Fines de Lucro (CASFL),  junto a un equipo multidisciplinario de profesionales.

Dijo que en este 2021 reciben fondos del Presupuesto General del Estado un total de 979 organizaciones de la sociedad civil.

Al respecto, Polanco explica que de esas 979 organizaciones no gubernamentales, la prioridad ha sido el sector salud y las poblaciones más vulnerables, como las entidades que trabajan con población de adultos mayores y la niñez.

En ese sentido, expresa que el sector salud recibe el 33% del total asignado a las ASFL de un presupuesto de RD$1,800 millones para este 2021.

La especialista en derechos humanos puntualiza que las ASFL del área educativa reciben un presupuesto importante y que esta vez al Consejo Nacional de la Niñez y la Adolescencia (CONANI) y al Consejo Nacional de la Persona Envejeciente (CONAPE) las asignaciones han aumentado.

La directora del CASFL explicó que aunque hubo disminución del presupuesto para las asociaciones sin fines de lucro, se logró aumentar los fondos a las organizaciones que tienen mayor necesidad y que trabajan con sectores vulnerables.

El Centro Nacional de Fomento tiene registradas más de ocho mil ASFL, pero solo alrededor de la mitad están activas.

Polanco expresa que están operando o adecuadas a la Ley 122-05 sobre Regulación y Fomento de las Asociaciones sin Fines de Lucro en la República Dominicana.

El CASFL es el órgano rector de las ASFL en el país, y tiene la función de fomentar su participación en sentido general en la formulación y gestión de políticas públicas.

Polanco destacó que las organizaciones no gubernamentales desempeñan un rol fundamental, promoviendo la participación ciudadana en el desarrollo del país y complementan la labor de las instituciones públicas.

“El valor de las organizaciones sin fines de lucro ha sido fundamental para el desarrollo de nuestro país, y además, es una expresión de la ciudadanía que no está en el sector público”, agrega.

Los servicios del CASFL

El Centro Nacional de Fomento y Promoción de las ASFL tiene vía digital los servicios que ofrece a las entidades de la sociedad civil.

Polanco específica que el primer paso para formar una asociación sin fines de lucro es el registro de incorporación, a través de la Procuraduría General de la República, luego la habilitación sectorial que es la autorización que da una institución del Gobierno de que esa organización puede operar.

Sostiene que esos son dos elementos fundamentales para solicitar subvención de fondos del Presupuesto Nacional, que tenga un año de operación y demostrar que tiene una trayectoria de trabajo en beneficio de terceros.

Acciones de fortalecimiento

La directora ejecutiva del CASFL informa que trabajan en la capacitación  integral para fortalecer las capacidades de las organizaciones en este 2021. Más de 400 ASFL se han inscrito para participar en los talleres virtuales impartidos por el Centro Nacional.

Las capacitación intensiva abarca, entre otros temas, la rendición de cuentas, habilitación, y cómo solicitar fondos.

Polanco indica que el CASFL ha creado un modelo de gestión de riesgo de las asociaciones que busca asignarles calificación, dependiendo de cómo se gestionan, es decir, si periódicamente rinden cuentas y si obtiene buenas calificaciones en las inspecciones que realizan.

“Que cada organización se adecue para cumplir con la Ley 122-05 y ganarse esa subvención que se le otorga para su proyecto de desarrollo”, expresa.

Polanco es graduada en Diplomacia y Relaciones Internacionales, Summa Cum Laude, trabajó en la fundación del Instituto de Derechos Humanos Santo Domingo y ha sido docente en varias universidades.