EL NUEVO DIARIO, MOSCÚ.- El Servicio Federal de Seguridad ruso (FSB) tachó este lunes de “falsa” la nueva publicación del líder opositor ruso, Alexéi Navalni, sobre uno de los agentes que presuntamente estuvieron implicados en su envenenamiento en agosto pasado en la ciudad siberiana de Tomsk.

“La así llamada ‘investigación’ publicada por Navalni en internet sobre unas acciones que supuestamente se emprendieron en su contra es una provocación planificada a fin de desacreditar al FSB”, dice un comunicado del organismo, citado por agencias rusas.

Según la nota, la información difundida por Navalni contó para su elaboración con la ayuda “organizativa y técnica” de los servicios secretos extranjeros.

“El vídeo con la conversación telefónica es falso”, afirmaron en el FSB.

El líder opositor ruso publicó horas antes una conversación telefónica en la que supuestamente arranca una confesión a uno de los agentes que participó en una operación secreta para su envenenamiento en agosto pasado.

En la grabación, que Navalni colgó en su página web y su canal de Youtube, el opositor sostiene hablar con Konstantín Kudriavtsev, presunto agente del Servicio Federal de Seguridad.

Kudriavtsev, al que el opositor identifica como un experto químico de los servicios secretos, asegura que sus jefes no contaban con que el avión en el que viajaba Navalni aterrizara de emergencia en la ciudad siberiana de Omsk después de despegar poco antes de Tomsk.

El supuesto agente señala que la actuación de los médicos del aeropuerto, que le suministraron un antídoto a Navalni, abortó la operación y salvó la vida del político opositor, aún convaleciente en Alemania.

Navalni considera que la grabación es motivo suficiente para la detención tanto de los que intentaron asesinarle como de aquellos que les ayudaron a ocultar todo rastro del crimen.