EL NUEVO DIARIO, RUSIA.-Un hombre de59 años se presentó en un hospital de Rusia para que le visitara un otorrinolaringólogo, ya que desde hacía un tiempo sentía la ausencia total de respiración por el lado derecho de la nariz. Para sorpresa de los médicos, cuando le practicaronuna tomografía computarizada, descubrieron que dentro del pasaje nasal derecho del hombre habíaun objeto redondeado sólido que obstruía la zona y que además había modificado la curvatura del tabique nasal.

Tras preguntarle al paciente si sabía lo que podría ser, este recordó que una vez, cuando era pequeño, se metió una moneda en la nariz mientras jugaba. Al ver que no salía decidió no decírselo a su madre por miedo a un castigo. Desde entonces, en el interior de su pasaje nasal hay un kópek, el equivalente a un céntimo de rublo.

“Durante muchos años, alrededor de la moneda en la nariz se ha formadoun conglomerado de densidad rocosa. Eso explica la dificultad para respirar que el hombre experimentaba y confirma todas las sospechas de los médicos sobre el tabique nasal curvo. La tecnología moderna ha permitido identificar la verdadera causa de la patología”, explica en un comunicado la doctora y otorrinolaringóloga del Hospital M.P. Konchalovsky, Tatiana Mikhailova.

Un equipo de especialistas dirigido por la doctora realizó con éxito una cirugía endoscópica que duró hora y medi a y que requirió anestesia general e intubación. El paciente fue sometido a una corrección de la mucosa del tabique nasal y se le extrajo la moneda de dentro de la cavidad nasal.

“Le operamos el viernes y yale dieron el alta el lunes. Debía estar tan harto de sus viejos problemas respiratorios que, a pesar de nuestras recomendaciones, se apresuró a quitarse los tapones de las fosas nasales. Normalmente deben mantenerse después de la intervención durante dos días. Estos tapones, como un esqueleto, mantienen estable la estructura nasal”, señala la doctora.

Fuente: La Vanguardia