EL NUEVO DIARIO, ESTADOS UNIDOS. – El Hospital Keck, de la Universidad del Sur de California (EE.UU.), confirmó este miércoles el éxito del trasplante de corazón programado allí para el 6 de noviembre y finalmente realizado a pesar del accidente que sufrió el helicóptero que transportaba ese órgano, al estrellarse la aeronave cuando intentaba aterrizar en el helipuerto del edificio.

A través de un comunicado, el establecimiento informó que el corazón donado fue recuperado por los especialistas médicos mientras todavía los bomberos atendían la emergencia. Posteriormente se llevó a cabo la cirugía, y ahora el receptor del trasplante se está recuperando de manera favorable.

Sin embargo, el accidente aéreo no fue la única adversidad que se interpuso contra esa delicada cirugía. Después de lograr sacar el órgano ileso del helicóptero, el especialista que lo llevaba en sus manos tropezó inesperadamente y dejó caer el corazón al suelo, según se observa en imágenes compartidas por Fox11 News.

Mark Cunningham, cirujano a cargo de todo el procedimiento, detalló que el equipo médico “mostró un pensamiento rápido, un liderazgo sólido y una dedicación inquebrantable a la atención del paciente, lo que garantizó el mejor resultado posible tras este incidente”.

Por otra parte, se comunicó que los ocupantes del helicóptero sufrieron algunas heridas, pero ninguna que comprometiera su vida. Entre ellos, dos miembros del equipo de trasplantes que estaban a bordo de la aeronave fueron atendidos en el mismo hospital.

“Si bien nos entristece que dos personas de nuestro equipo de transporte sufrieran lesiones, nos sentimos muy afortunados de que no fueran daños potencialmente mortales y de haber podido brindarle a nuestro paciente un nuevo corazón”, concluyó Cunningham.

Finalmente, el centro de salud se congratuló de que el incidente no haya afectado sus actividades. Recogidos ya gran parte de los escombros, se ha programado para este 14 de noviembre el retiro de los restos del helicóptero. Entre tanto, continúan las investigaciones.

Fuente: RT