Según analistas militares checos, el abuso de tecnologías avanzadas, especialmente de drones e informática, suponen un peligro particular.

El mundo se encuentra en el umbral de una nueva guerra mundial, advirtió la Inteligencia Militar de la República Checa en su informe anual para 2019, citado por el diario local Lidové Noviny.

Según la entidad, «el posible conflicto global al que se encamina actualmente el mundo se encuentra todavía en la primera fase de su preparación». «Todavía se están formando quienes podrán y estarán dispuestos a participar activamente en él, y paulatinamente se van definiendo las herramientas tecnológicas a través de las que podría ser conducido [este conflicto]», señalaron los analistas militares.

La Tercera Guerra Mundial podría estar cerca, afirma Jack MaLa Tercera Guerra Mundial podría estar cerca, afirma Jack Ma

Las áreas más vulnerables para futuros conflictos —estima la Inteligencia checa— son el aire y ciberespacio. Un conflicto militar global puede ser provocado por ataques cibernéticos o ataques con drones comerciales, que los agresores pueden convertir fácilmente en aeronaves de combate.

Otra fuente de tensión continua es la rivalidad entre superpotencias como Estados Unidos, Rusia y China, que genera contradicciones entre sus aliados más cercanos y también conlleva repercusiones para otros Estados, indicaron los militares checos.

Paralelamente, durante el año 2019 se ha observado una disminución de la importancia del derecho internacional, agregó la Inteligencia. En el campo internacional «faltó un diálogo estándar y se intensificó la confrontación como forma de resolver los crecientes problemas y contradicciones», mientras que «el papel de las instituciones internacionales, las alianzas militares, los acuerdos de desarme» ha sido puesto en cuestión.

Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!