El Nuevo Diario, Argentina .- La Conferencia Episcopal Argentina dijo este jueves que considera “insostenible e inoportuno cualquier intento de presentar y discutir una ley” del aborto en plena pandemia de la covid-19, en referencia a la posibilidad de que el Gobierno envíe próximamente el proyecto al Congreso.

“La pandemia nos ha alertado que el Estado debe velar por el cuidado de la ‘salud pública’, es decir, el cuidado de la vida humana”, interpretaron desde la Conferencia Episcopal en un comunicado que se produjo un día después de que grupos a favor y en contra del aborto se manifestaran frente al Congreso argentino.

Para los obispos de la Iglesia Católica del país austral, “no cuidar todas las vidas, toda la vida, sería una falta gravísima de un Estado que quiere proteger a sus habitantes”.

“Invitamos a la prudencia política para no desalentar la búsqueda de la máxima unidad posible en un cuerpo social herido por los desencuentros entre argentinos”, aseveraron.

La Conferencia Episcopal alertó de que “la situación general de la Salud Pública” imposibilita un debate de legalización del aborto, que en la actualidad, según una ley que data de 1921, solo es posible en Argentina cuando hay malformación del feto o el embarazo ha sido producido por violación.

Al comienzo de la pandemia, Fernández dijo que no era momento de tratar la interrupción voluntaria del embarazo en el Parlamento porque la covid-19 demandaba la atención del sistema de salud.

Sin embargo, en las últimas semanas, siete meses después del principio de la cuarentena y a un mes de que termine el período de sesiones anuales del Congreso, han crecido las voces de colectivos feministas que reclaman que la ley del aborto se apruebe este mismo año, ya que es una “deuda” del Estado con las mujeres, según señalaron desde la agrupación Mujeres de la Matria Latinoamericana (Mumalá).

La semana pasada, la socióloga y asesora presidencial Dora Barrancos dijo en una entrevista radial que el proyecto elaborado por el Gobierno debería ingresar esta semana en el Parlamento, algo que hasta ahora no ha sido confirmado por fuentes oficiales.

Para la Iglesia, “no hay lugar para pensar en proyectos legislativos que contradicen el discurso que dice cuidar a todos los argentinos como prioridad”.

“Las últimas noticias sobre la inminente introducción del proyecto de ley de aborto al Congreso nacional nos sorprenden tristemente porque desalientan la búsqueda del encuentro fraterno e imprescindible entre los argentinos”, recalcaron.

Asimismo, recordaron que “la Iglesia ha acompañado todas las acciones destinadas a enfrentar y mitigar las consecuencias de la covid-19” tomadas por parte del Ejecutivo peronista.

“Lo hemos hecho con prudencia y respeto a las decisiones de la autoridad política y sanitaria ya que sabemos que la búsqueda y el fortalecimiento de la unidad es una consigna para la superación de todo lo que nos aflige como país y como humanidad”, sentenciaron.