PEKÍN.- China instó a Suecia a «corregir su error» tras prohibir a las compañías chinas Huawei y ZTE acceder a contratos para el despliegue de la tecnología 5G en ese país y de esta manera «impactos negativos» en los negocios y el comercio entre los dos países.

«China deplora la decisión de Suecia. Huawei, ZTE y otras empresas chinas respetan las leyes locales y contribuyen a la construcción de infraestructuras allí. El mercado chino está abierto a todas las empresas europeas y, sin pruebas, Suecia usa el pretexto de la seguridad nacional para arremeter y oprimir a las compañías chinas», dijo el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Zhao Lijian.

Según Zhao, la medida «viola el principio de un mercado abierto, libre y justo, que es lo que pide Suecia, así como las reglas del comercio y la inversión internacional».

«Suecia tiene que ver este asunto de manera objetiva y debe corregir su error para evitar impactos negativos en la cooperación económica entre los dos países así como en la operación de los negocios suecos en China», agregó.

La Autoridad de Correos y Telecomunicaciones sueca indicó que tomó la decisión «para garantizar que el uso de equipos en esas bandas no daña a la seguridad» del país, explicó Anna Beckius, su responsable de análisis del espectro radioeléctrico.

La decisión fue consultada «con las Fuerzas Armadas Suecas y el Servicio Sueco de Seguridad, agregó Beckius.

El papel de los servicios de defensa y seguridad al dar este consejo a la autoridad de telecomunicaciones se basa en una nueva ley que entró en vigor en enero, y cuyo objetivo es impedir que las empresas chinas se involucren en la tecnología 5G en Suecia, agregó la radio pública del país escandinavo.

La Autoridad de Correos y Telecomunicaciones sueca hizo ayer saber que si el ganador del futuro contrato para el despliegue de la tecnología 5G utiliza productos de Huawei y ZTE, estos deben eliminarse a más tardar el 1 de enero de 2025.

Además, si las funciones centrales de la red 5G dependen de personal o tareas ubicadas en países extranjeros, esas también debe eliminarse para que se localicen en Suecia, también con la fecha límite de 2025.

La Autoridad de Correos y Telecomunicaciones ha aprobado por el contrario la participación de las empresas Hi3G Access, Net4Mobility, Telia Sverige y Terracom en la próxima subasta de las frecuencias de 3,5 Ghz y 2,3 Ghz, claves para del despliegue de la red 5G.

La licitación, que se espera dure unos diez días, comenzará el próximo mes de noviembre.

La compañía sueca Ericsson es una de las competidoras mundiales de Huawei en el sector y colabora en la construcción del 5G en China, donde sus ingresos en China crecieron un 20 % en el segundo trimestre de 2020.

La también sueca Nokia participa igualmente en el desarrollo de las redes 5G en China y el pasado abril llegó a un acuerdo con una de las tres grandes operadoras del país, China Unicom, para trabajar en la infraestructura de esas redes en el gigante asiático.