Quim Torra deberá abandonar el cargo de presidente de la Generalitat y será sustituido temporalmente por el presidente, Pere Aragonés, del otro partido en el Gobierno, ERC.

El presidente catalán fue condenado el pasado 19 de diciembre por haber desobedecido los requerimientos de la Junta Electoral Central (JEC), al no haber retirado una pancarta con simbología independentista de la fachada de la sede de su Gobierno durante la campaña para las elecciones generales del 28 de abril de 2019.

La presencia de símbolos o proclamas partidistas en edificios públicos está prohibida por la actual ley electoral y, además, la JEC argumentó que esas pancartas solo representaban las aspiraciones de «parte de la sociedad catalana, pero no de toda ella», y que incumplían por ello el principio de neutralidad que se le exige a una institución pública.

Así, el TSJC condenó a Quim Torra a un año y medio de inhabilitación, sentencia que fue recurrida por el político ante el Tribunal Supremo, que es quien ahora debe decidir si la ratifica o no.

Más información, en breve.