El programa de investigaciones presentará los detalles el próximo viernes.

Christian Brueckner, el principal sospechoso en el caso Madeleine McCann, tuvo un cómplice que lo ayudó a secuestrar y asesinar a esa niña británica desaparecida en Portugal en mayo de 2007, según el preanuncio de un teleshow portugués de investigación.

El programa Sexta As 9 prometió revelar el próximo viernes detalles sobre un nómada que vivía no lejos de Praia da Luz, en la región de Algarve, donde la niña de tres años fue secuestrada cuando se encontraba en un apartamento vacacional.

«Los detectives alemanes han confirmado la sospecha de que Chrsitian Brueckner tuvo un cómplice«, afirma en el preanuncio la presentadora Sandra Felgueiras.

La Policía de Portugal podría reabrir el caso de una mujer violada en 2004, cuyo agresor pudo ser el sospechoso de secuestrar a Madeleine McCannLa Policía de Portugal podría reabrir el caso de una mujer violada en 2004, cuyo agresor pudo ser el sospechoso de secuestrar a Madeleine McCann

Los informes refieren que el hombre vivía en una furgoneta en la zona del embalse Barragem da Bravura, lugar al que fue arrojado el cuerpo de la niña, según una nota anónima hallada en Praia da Luz un año después de la desaparición.

En el video promocional del programa, la presentadora muestra fotos de la exnovia de Brueckner a un testigo que vivía en Algarve al momento de la desaparición de Madeleine.

El preanuncio también incluye extractos de una entrevista al fiscal Hans Christian Wolters, quien declara que tiene pruebas suficientes de que Madeleine McCann está muerta.

Brueckner, encarcelado actualmente por delitos relacionados con drogas, residía a 15 minutos en coche del apartamento de McCAnn, y mediante registros de telefonía móvil se determinó que en la noche de la desaparición estaba en la localidad turística de Praia da Luz.

El hombre ha estado vinculado a robos en 25 viviendas de Praia da Luz, además de haber sido condenado por la violación de una anciana en 2005. Tiene un amplio historial de delitos sexuales, incluso contra menores de edad.