EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO. Este 16 de septiembre termina el primer mes de Luis Abinader Corona como presidente constitucional de la República, y aunque el tiempo es muy corto para entrar en evaluaciones, se abre un espacio para enumerar o citar algunas de las cosas que ha hecho, otras que ha iniciado y también, para ver cómo la población dominicana ha percibido estos 30 días.

Las opiniones, que siempre se enriquecen con la diversidad de criterios, parecen tratar bien a esta naciente gestión de gobierno, y a manera de resumen, se pudiera decir que las primeras acciones del jefe de Estado, y sus intenciones, han generado cierto entusiasmo en la gente.

La percepción de la mayoría de los dominicanos apunta a que el gobernante se ve empeñado en por lo menos hacer las cosas de manera correcta desde su rol de gerente máximo de la Administración Pública.

Por ejemplo, el tema transparencia, ligado a la ética, el acercamiento del mandatario a diversos sectores (con los vulnerables en primera línea), sus esfuerzos por independizar de la influencia del Palacio Nacional a algunos órganos del aparato institucional del país, son de los aspectos positivos que resaltan en el corto trecho que ha recorrido esta administración.

TRANSPARENCIA Y CORRUPCIÓN

Lo que fue un mensaje de campaña a favor de la transparencia y contra la corrupción y la impunidad ha tenido presencia en esta fase inicial de gobierno, y sobre el que la gente espera resultados y consecuencias.

En esa dirección se encamina la disposición de Abinader para auditar todas las instituciones públicas, con el objetivo de tener certeza del manejo que el pasado gobierno le dio al dinero del pueblo, y junto a esto, el emplazamiento a los nuevos funcionarios para que estos realicen de manera oportuna sus declaraciones juradas de bienes, so pena de enfrentar la destitución del cargo.

Una primera muestra de transparencia la ofreció Abinader al anunciar que los insumos médicos serán adquiridos por medio de la unidad de compras de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

PGR Y LA JCE

La designación de Miriam Germán Brito como procuradora general de la República, y la inusual exhortación para que esta funcionaria solo reciba instrucciones de la Constitución dominicana, concitó el apoyo entusiasta de una mayoría entre los dominicanos, que también aplaude los vientos de independencia política que el presidente sopla hacia la nueva conformación de la Junta Central Electoral (JCE).

Un órgano que dirige el proceso a través del cual se decide el destino del país, la JCE, está en renovación y Abinader pretende, en consenso con los demás líderes políticos, conseguir a cinco personas notables y desconectadas del accionar político-partidista, para llevarlas a integrar la entidad, cuya función principal es administrar el registro civil de la nación.

ESPÍRITU DE CONSENSO

Con buenos ojos el país ha visto la convocatoria a diálogo que hizo el jefe de Estado a los líderes políticos, para diagnosticar la problemática del COVID-19, a los fines de adoptar medidas que sean más eficaces, y de paso, conversar con ellos sobre otros temas de interés nacional.

En estas reuniones Luis Abinader se vio cara a cara con Guillermo Moreno, Leonel Fernández y Danilo Medina, faltando que el mandatario realice iguales consultas con Miguel Vargas Maldonado, del PRD; Federico Antún Batlle, del PRSC)y el ex Hipólito Mejía, de su mismo partido, el PRM.

Con estos encuentros el recién instalado inquilino del Palacio Nacional al menos manda la señal de que haría un gobierno caracterizado por la conversación, el diálogo y la concertación.

UN GOBIERNO CERCANO

El estilo de contactos directos del presidente, pernoctando en provincias en las que permanece por más de un día, marca distancia significativa con actividades apenas parecidas, como las visitas sorpresa de Danilo Medina, cuyo tiempo de permanencia en una demarcación era mucho más corto.

Pedernales, en el lejano sur, y Santiago, en el centro del Cibao, han sido las dos primeras provincias visitadas durante un fin de semana por Abinader, quien ha prometido hacer de esto un estilo de gobierno, visitando todo el país, escuchando a sectores que hacen reclamos y tienen necesidades que requieren la atención del Gobierno.

En el acercamiento que de entrada caracteriza al mandatario también se enmarcan los recurrentes encuentros con los medios de comunicación, para abordar temas de la agenda nacional en una jornada de preguntas y respuestas.

ESTABILIDAD ECONÓMICA

Los temores que tradicionalmente se asoman en los cambios de gobierno fueron inmediatamente disipados con la pronta confirmación en sus cargos de las autoridades del Banco Central.

Fue una de las primeras medidas del Ejecutivo de la nación ratificar a Héctor Valdez Albizu y al equipo que le acompaña en el organismo emisor, lo que de inmediato dio confianza a los actores económicos y al país, que ya conocen de la experiencia acumulada allí.

TURISMO Y RELANZAMIENTO

Siendo el turismo la principal fuente de ingresos de divisas para el país, el presidente Abinader, conocedor además de la industria, no dudó en priorizarla y anunció su relanzamiento con una inversión que ronda los $1,624 millones de pesos.

Consiste en una extensa lista de acciones y actividades, entre las que se encuentran la promoción y acuerdos con aerolíneas para asegurar las rutas aéreas hacia el país, apoyo económico, flexibilización fiscal, medidas monetarias, un fondo de garantías y apoyo crediticio para las pequeñas y medianas empresas del sector, así como la creación de un seguro de salud a cargo del Estado para los turistas que resultaren afectados de COVID-19.

Sin embargo, el éxito de este lanzamiento estará atado a como marche la pandemia a escala internacional, de que potenciales turistas pierdan el temor de viajar y a las facilidades de viaje que gobiernos extranjeros puedan dar a sus ciudadanos y las líneas aéreas.

INICIO DEL AÑO ESCOLAR

El inicio del año escolar, anunciado para el día 2 de noviembre, a desarrollarse de manera virtual, fue una decisión importante del Gobierno que evitó a toda costa meter en las aulas a los estudiantes, para no someterlos a riesgos, con altas probabilidades de contagiarse del nuevo coronavirus.

Empero, confrontará una gran prueba esta nueva modalidad, por lo incierto en materia de cobertura, capacidad y alcance en servicios como Internet y electricidad, además de la disponibilidad de los equipos móviles a tiempo, que serían proporcionados por el Ministerio de Educación.

REINGENIERÍA Y OFICINAS PÚBLICAS

El cierre de varias instituciones públicas, por ineficientes e ineficaces, y la fusión de otras, se traduce en una especie de reingeniería de la Administración Pública por parte de las nuevas autoridades.

Así, la eliminación de la OISOE, Fomper, el Despacho de la Primera Dama, la orden para liquidar a la CDEEE y la fusión del CEA con Bienes Nacionales presagian, sin duda, la desaparición de otros organismos del Gobierno Central, lo cual se haría a través de la creada Comisión de Liquidación o Disolución de las Instituciones del Estado.

LAS BASES PRESIONAN

El camino que el presidente trata de sortear con los obstáculos que le atraviesa la pandemia encuentra otras dificultades y estas surgen dentro de la misma casa. Son las presiones que ejercen dirigentes y miembros de las bases del Partido Revolucionario Moderno (PRM) que no han sido colocados en puestos públicos, cuando a este gobierno todavía le faltan 3 años y 11 meses.

Una respuesta contundente que al parecer disgustó al puñado partidario oficialista, pero que agradó a la mayoría de los dominicanos fue aquella frase de Luis Abinader cuando dijo: “Esto no es un botín. Llegué por los perremeístas, pero soy el presidente de todos los dominicanos”.

¿LUNA DE MIEL PROLONGADA?

La situación particular que presenta la pandemia en el país, en los aspectos sanitario y económico, y que de algún modo limita la capacidad de maniobra del Gobierno le pudiera prolongar la “luna de miel” de que suelen gozar las autoridades entrantes, como una gracia en el tiempo que los “libera” de fuertes ataques políticos en sus primeros 100 días.

La disposición de diálogo y las conversaciones que en la práctica ya esparce con distintos sectores Luis Abinader, también le ayudan como “capa de protección” a feroces ataques de la oposición, al menos en este tramo inicial.

Hay quienes creen que, en medio de la pandemia, el gobernante pudiera tener la oportunidad de introducir acciones y elementos nuevos en la dinámica nacional, que pudieran quedarse como factores de cambios permanentes en la vida institucional del país.

UN DATO A RESALTAR: La composición del Gobierno no deja de mostrar un ingrediente importante de tecnócratas, con figuras que vienen del mundo empresarial, académico, muy vinculado al perfil del propio presidente de la República, formado en la parte burocrática, empresarial y ejecutiva, y después en las lides políticas a escala dirigencial.