REDACCION INTERNACIONAL.- La pandemia del COVID-19 plantea un desafío sin precedentes para la educación. Hasta el momento, más de cien países han tomado la decisión de cerrar temporalmente sus escuelas para evitar la propagación coronavirus, afectando a millones de alumnos.

La intención es que los niños y adolescentes continúen estudiando en sus casas para no interrumpir su aprendizaje.

La UNESCO ha emitido una decena de consejos para hacer más eficiente ese periodo.

Este año, sin embargo, nada es normal.

En este año de la pandemia, las escuelas y los distritos escolares en gran parte de Estados Unidos están comenzando el año con educación virtual, una continuación (y con suerte una mejora) de algunas de las capacidades de aprendizaje remoto, una medida que fue implementada inmediatamente después de las órdenes de confinamiento obligatorio, en primavera, debido al nuevo coronavirus.

En estados como Texas y Florida las escuelas están reabriendo con nuevas reglas y regulaciones, protocolos que adoptan el distanciamiento físico, pero transforman seriamente las experiencias diarias de los estudiantes.

Para ser claros, las marcadas diferencias socioeconómicas en todo el país significan que diferentes familias tienen necesidades de suministros muy diferentes: algunos niños solo necesitan auriculares para escuchar clases virtuales en Zoom, mientras que otros requieren wifi básico, bolígrafos y un espacio tranquilo para trabajar en un lugar lleno de gente. Las necesidades son reales.

Otros dos elementos imprescindibles para la escuela en 2020: desinfectante de manos y cubiertas faciales.

Si bien estos elementos son más importantes para los estudiantes que asisten a la escuela fuera del hogar, también son importantes para los estudiantes virtuales, ya que estos niños pasarán parte de sus días fuera de casa.

Los estudiantes deben comprar o fabricar de 10 a 15 mascarillas que se sientan cómodos usando, recomienda Fry, para que puedan tener dos o tres cubiertas faciales disponibles todos los días. Eso es porque los niños pueden sudar con las máscaras puestas o ensuciarse, y necesitarán tener una máscara de respaldo, por si acaso.

Fuente: CNN

–>

Suscríbete a (Noticias SIN) y Súmate a las transmisiones en vivo a través de nuestro canal de Youtube y todas nuestras redes sociales. ¡Noticias SIN gira a la par del mundo!