EL NUEVO DIARIO, REDACCIÓN DIGITAL.- Dos padres fisiculturistas han involucrado a sus cuatro hijos en el mundo del levantamientos de pesas al enseñarles a cómo mantenerse ocupados durante la pandemia, con un cuerpo y mente sana, al tiempo de mantener una alimentación saludable rica en proteínas.

La familia es oriunda de la ciudad de Peoria, en el estado de Arizona, en los Estados Unidos.

Brandy, de 33 años, y su esposo Rocky Madison, de 36 años de edad, emplean su tiempo libre producto del confinamiento social, mostrándoles a sus hijos los beneficios de los ejercicios físicos.

Los cuatro niños, Cedrik, 10, Rocky, 8, Preston, 7 y Ragnar, de 3 años de edad, se han convertido en amantes del entrenamiento en el patio trasero de su casa.

Brandy aseguró que sus hijos han logrado obtener abdominales fuertes debido a su dedicación, y sobre todo a la buena alimentación, rica en proteínas, a la cual someten a sus hijos.

Durante una entrevista con el medio internacional Metro, Brandy aseguró que no hacen que sus hijos consuman calorías excesivas en alimentos como chocolates, galletas, dulces o comida chatarra, ya que asegura que la buena alimentación es lo esencial para la salud.

La familia aseguró sentirse orgullosa, inculcándoles un mensaje de que la obesidad infantil es un tema sumamente peligroso.

“En la actualidad muchos de los niños solo emplean el tiempo para ver televisión, o estar todo el tiempo con un dispositivo electrónico, esto creo que les causa más daño”, aseguró.

De su parte, el padre ayuda y educa a sus hijos con el levantamiento de los discos y barras, cuyo peso oscila entre las 3 a 30 libras.

Entre las rutinas que Rocky ha asignado a sus hijos, están las flexiones, sentadillas, cuclillas, estiramientos y resistencia.

“No los presionamos mucho, ellos usan pesos bajos, solo le hemos enseñado a cómo hacer estos ejercicios principales del culturismo”, dijo Rocky.