EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO. – El presidente Danilo Medina entregó este miércoles el tramo II-B de la circunvalación de Santo Domingo, que comprende desde Villa Mella hasta la Autopista Juan Pablo II, conectando directamente las autopistas Duarte, Sánchez y Las Américas. 

Se estima que la obra evitará que más de 35 mil vehículos circulen en Santo Domingo, descongestionando el tránsito y agilizando la distribución de mercancías, conectando el norte, el sur, el este y el nordeste del país, ahorrando tiempo y dinero a los ciudadanos.

De su lado, el ministro de Obras Públicas y Comunicaciones, Ramón Antonio Pepín, destacó que el tramo II-B de la circunvalación de Santo Domingo tiene una longitud de 20.20 kilómetros, con dos carriles de 3.60 metros de ancho en ambas direcciones.

El ministro detalló que la obra cuenta con seis puentes, seis distribuidores, cuatro pasos vehiculares inferiores, tres pasos peatonales/motores inferiores y una estación de peaje.

Dijo que en este tramo, se incluyeron las soluciones para drenajes y canalizaciones, con la colocación de tuberías para alcantarillado, así como la construcción de cunetas, bordillos y contenes para aliviar las aguas longitudinalmente.

En todos los casos, se hizo una evaluación profunda del impacto de la vía y se proyectaron estructuras que garantizan el régimen de drenaje superficial sin modificaciones importantes, con relación a la condición de la zona antes de construcción.

La circunvalación de Santo Domingo incluye iluminación y señalización, lo que posibilita que su diseño permite una velocidad segura de 100 kilómetros por hora.Bordea gran parte de la ciudad permitiendo continuar el viaje sin perder tiempo en tapones. Inicia en la autopista Seis de Noviembre, dando entrada a todo el sur del país.

Durante todo su trayecto, conecta múltiples comunidades, con el resto del país, tales como la Autopista Duarte, principal entrada al norte del país, y una de las zonas más productivas; y la carretera de Yamasá y Villa Mella, al norte de Santo Domingo.

Finalmente, termina en la Autopista del Nordeste, dando acceso a todo el este y nordeste. Ambas zonas turísticas muy importantes.

En el acto, el presidente de la República estuvo acompañado de José Ramón Peralta, ministro Administrativo de la Presidencia; teniente General ERD, Rubén Darío Paulino Sem, ministro de Defensa; y Donald Guerrero, ministro de Hacienda.

Asistieron, además, Simón Lizardo, administrador del Banco de Reservas, mayor General Ney Aldrin Bautista Almonte, director general de la Policía Nacional; Roberto Rodríguez Marchena, portavoz del Gobierno y director general de Comunicación; Carlos Pared Pérez, asistente especial del presidente de la República y el padre Wilfredo Montaño, de Parroquia San Felipe Diácono de San Carlos, quien impartió la bendición de la obra.