En 2011 un tribunal del estado de Kerala retiró a la familia real el derecho a administrar las riquezas del templo, pero ahora la Corte Suprema india ha revocado la sentencia.

La Corte Suprema de la India confirmó este lunes el derecho de una antigua dinastía real de administrar el templo Sri Padmanabhaswamy, uno de los lugares de culto más ricos del mundo, después de que el gobierno del estado de Kerala intentara retirárselo tras la muerte del patriarca de la familia, comunica Reuters.

El imponente templo hindú, situado en la ciudad de Thiruvananthanpuram y que cuenta con varios siglos de antigüedad, guarda en su interior un tesoro valorado en más de 20.000 millones de dólares. Se trata de diamantes, toneladas de monedas de oro y joyas encontradas en 2011 cuando se abrió una de las cajas fuertes del templo.

El Tribunal Supremo del estado de Kerala dictaminó entonces, como respuesta a peticiones de interés general, que la familia Travancore debía renunciar a administrar el templo tras la muerte de su cabeza, Sree Chithira Thirunal Balarama Varma, el último rey gobernante de Travancore, en 1991. Sin embargo, este lunes la Corte Suprema revocó la decisión.

«La muerte no afecta al ‘shebaitship’ [gestión y mantenimiento de la deidad] de la familia Travancore», declararon los jueces U.U. Lalit e Indu Malhotra.

La Corte Suprema anunció que el nuevo comité que la familia real establecerá para administrar el templo tendrá derecho a decidir qué hacer con toda la riqueza del complejo, incluido el contenido de la última caja fuerte, llamada Kallara, que aún no se ha abierto. La familia real afirma que su apertura conllevará grandes desgracias, ya que guarda una maldición mítica.

«Un gran número de devotos había rezado por nosotros. Esta sentencia es su victoria», dijo Gauri Lakshmi Bai, uno de los  miembros de la familia real, a los periodistas.