Un disparo del MT-12 Rapira, de producción soviética, fue suficiente para extinguir el incendio desatado en un pozo de petróleo en Siberia.

La exitosa labor de militares rusos en la extinción de un pozo de petróleo en llamas cerca de la localidad de Ust Kut, en la región siberiana de Irkutsk, fue difundida en video por el Ministerio de Defensa de Rusia en su canal de YouTube.

En las imágenes se ve a un grupo de artilleros que despliegan y disparan contra el fuego un cañón antitanque MT-12 Rapira, de 100 mm, desarrollado en los años 70.

Según el Ministerio de Defensa, los militares «cortaron» el cabezal metálico del pozo en llamas con un disparo del cañón, efectuado en la noche y desde la distancia mínima posible, de 180 metros.

«Esto permitió utilizar equipos de prevención de reventones para sellar aún más el pozo y eliminar el incendio», señaló el informe.

La instalación petrolera estalló en llamas el 30 de mayo y fue apagada este 7 de junio.