EL NUEVO DIARIO, WASHINGTON.- El exsecretario de Estado Colin Powell, una influyente figura en la política estadounidense, anunció este domingo que votará por el demócrata Joe Biden en las elecciones presidenciales de noviembre, lo que automáticamente desató las críticas del actual mandatario, Donald Trump.

“Tengo una relación estrecha con Joe Biden, en el ambiente social y político, he trabajado con él durante 35 o 40 años y él ahora es el candidato y votaré por él”, anunció Powell, que fue secretario de Estado entre 2001 y 2005 bajo el Gobierno del presidente republicano, George W. Bush.

En una entrevista en CNN, el exdiplomático criticó a Trump y consideró que “no ha sido un presidente muy efectivo”, además de que “miente todo el tiempo” como cuando al tomar posesión en enero de 2017 mintió sobre el número de personas que acudieron a aplaudirle.

“No voté por él (en 2016). La decisión para 2020, en mi opinión, se ha vuelto peor”, valoró Powell.

Las declaraciones de Powell podrían influir en los votantes independientes, que constituyen el 38% del electorado, de acuerdo al centro de investigaciones Pew.

Enseguida, Trump contestó en Twitter a Powell y recordó el papel que tuvo en la narrativa de que Irak tenía armas de destrucción masiva y era necesario intervenir.

“Colin Powell, un verdadero tipo rígido que fue responsable de meternos en las desastrosas Guerras de Medio Oriente, acaba de anunciar que votará por otro rígido, el dormilón de Joe Biden. ¿Powell no dijo que Irak tenía ‘armas de destrucción masiva’? No las tenían, ¡pero nos fuimos a LA GUERRA!”, clamó Trump.

El mandatario también consideró que Powell, un general de cuatro estrellas, está “sobrevalorado”.

Ya en 2016, Powell respaldó la candidatura a la Casa Blanca de la demócrata Hillary Clinton, en vez de Trump; y en 2008 y 2012 votó por Barack Obama, presidente entre 2009 y 2017.

En los últimos días, Trump ha sido duramente criticado por su gestión de las manifestaciones contra la violencia policial hacia los afroamericanos.

Entre otros, ha recibido críticas de los expresidentes Bush y Obama, así como por parte del que fuera su secretario de Defensa Jim Mattis, otra voz que como Powell tiene mucha influencia en Washington.