ROMA.- Italia registra ya 30.201 fallecidos con coronavirus, con 243 en las últimas veinticuatro horas, cuatro días después de empezar la fase de desescalada gradual en el país.

La curva de contagios sigue en ligero descenso, con 1.327 casos más en un día, la mitad de ellos en Lombardía (norte de Italia), que sigue siendo la región más afectada de lejos por la epidemia.

Los casos totales desde que se detectó en Italia el virus el 20 de febrero ascienden a 217.185, de los cuales 99.023 ya se han curado (más de 2.700 el último día), según datos ofrecidos por Protección Civil.

También se siguen reduciendo los positivos actuales, que son ahora cerca de 88.000, con 1.663 menos que el jueves.

Además, bajan los pacientes hospitalizados, menos de 15.000, y  los ingresados en cuidados intensivos (1.168), 143 menos que ayer.

Las regiones más afectadas siguen siendo las del norte, con Lombardía a la cabeza, seguida de Piamonte y Emilia-Romaña.

Según el presidente del Instituto Superior de la Salud (ISS), Silvio Brusaferro, la curva de contagios “está disminuyendo” y “vamos hacia un número menor en todas las regiones”.

Sin embargo, indicó que hasta la próxima semana no será posible tener los datos relacionados con el impacto de los primeros días de la reanudación de la actividad económica y la reapertura, que comenzó el 4 de mayo.

Los datos de la epidemia indican que en Italia la tasa de contagio está ahora entre el 0,5% y el 0,7% en todas las regiones, incluida Lombardía, a pesar de haber tenido hoy más de 600 nuevos casos.

Las autoridades siguen llamando a la prudencia en esta fase de desescalada, ante casos como el sucedido anoche en Milán, capital de Lombardía, cuando cientos de personas se agolparon en una zona de ocio para tomar el aperitivo ante el permiso que se ha dado a bares y cafés de servir bebidas “para llevar”.

En la segunda etapa de esta desescalada se prevé la apertura de tiendas y museos el 18 de mayo y para el 1 de junio los restaurantes, bares, peluquerías y negocios similares.

No obstante, varias regiones y sectores presionan al Gobierno para adelantar las reaperturas.

A partir del lunes próximo, el Ministerio de Salud y los expertos del Instituto Superior de Sanidad examinarán los datos para, a partir del día 18, llevar a cabo posibles diferenciaciones regionales en la reapertura.