El acusado fue encarcelado y se espera que el caso se presente ante un gran jurado en las próximas semanas.

El caso de asesinato de una madre soltera en el estado de Ohio (EE.UU.) se resolvió después de casi 29 años gracias a una prueba de ADN. Este miércoles, la Policía de la ciudad de Akron arrestó a Daniel Rees, de 57 años, por el homicidio de Rachael M. Johnson, de 23 años, cuyo cadáver fue encontrado el 30 de marzo de 1991 en la ciudad de Akron.

Rees fue identificado como sospechoso después que la compañía Advance DNA, de Texas, comenzó a trabajar en el caso en 2019 y subió el perfil del ADN hallado en el lugar del crimen a un sitio web público de genealogía genética, tras lo cual logró encontrar pistas que lo vinculaban a unos parientes lejanos, lo que finalmente llevó a su identificación. Después, las autoridades consiguieron el ADN del sospechoso, lo compararon con el desconocido y los resultados coincidieron, informa Akron Beacon Journal.

Esta es la primera que Rees es vinculado con el caso, a pesar de que el hombre fue visto en la zona cuando Rachael Johnson fue violada, golpeada, apuñalada e incendiada, y conocía a su familia. «Es un fantasma en la investigación», dijo el detective James Pasheilich.

El acusado está detenido en la cárcel del condado de Summit y, al decir de la Policía, se espera que el caso sea presentado a un gran jurado durante las próximas semanas.