«El Gobierno iraquí ha comenzado a restringir el movimiento de las fuerzas de la coalición en tierra y mar, que se limitarán únicamente a patrullar y a armar y entrenar al personal», según un portavoz para las fuerzas militares iraquíes.

Las autoridades de Irak afirman que los preparativos para retirar las tropas extranjeras de Irak ya están en marcha, según lo ha anunciado este lunes un portavoz para las fuerzas militares iraquíes en rueda de prensa, informan medios locales.

«El Gobierno iraquí ha comenzado a restringir el movimiento de las fuerzas de la coalición por tierra y mar, que se limitarán únicamente a patrullar y a armar y entrenar al personal», ha comentado el portavoz. Asimismo, añadió que Washington no informó al Comando General de las fuerzas armadas iraquíes de sus operaciones.

Desarrollo del conflicto

El 27 de diciembre un contratista civil estadounidense murió y cuatro militares resultaron heridos en un ataque con misiles contra una base militar de EE.UU. en Irak.

Irán anuncia que ya no cumplirá con los límites del acuerdo nuclear de 2015Irán anuncia que ya no cumplirá con los límites del acuerdo nuclear de 2015

El 29 de diciembre, EE.UU. bombardeó las bases de la milicia chiita proiraní Kataib Hezbolá. Al menos 25 militantes fallecieron en la operación.

Dos días después, una multitud asaltó la Embajada de EE.UU. en Bagdad. Trump acusó a Irán de «orquestar el ataque» y advirtió que Teherán «pagará un precio muy grande» por ello.

La muerte de general

El pasado 2 de enero, 12 personas, entre ellas el prominente general iraní Qasem Soleimani y el líder de Kataib Hezbolá y de las Fuerzas de Movilización Popular, Abu Mahdi al Muhandis, murieron en un ataque aéreo de EE.UU.. El Pentágono asumió la responsabilidad del asesinato.

Tres días después, el Parlamento iraquí aprobó una resolución para «poner fin a la presencia de tropas extranjeras en suelo iraquí» y prohibirles «usar su suelo, espacio aéreo o aguas por cualquier razón».

En respuesta, Trump amenazó con imponer «sanciones como nunca antes han visto» si llega a producirse una retirada forzada de los militares estadounidenses del territorio iraquí.

Irak no quiere más guerras

Por su parte, el presidente iraquí, Barham Salih, llamó a evitar un nuevo enfrentamiento armado en el país tras el asesinato del general iraní Qasem Soleimani por EE.UU.

«[Estoy] profundamente preocupado por la posibilidad de que Irak se vea envuelto en otro ciclo de conflicto. […] Esto tendría terribles consecuencias para Irak y la región en general. Debemos hacer todo lo posible para afirmar la moderación y alejarnos del borde», señaló el mandatario en una entrevista publicada este domingo en The New Yorker.

«Yo no toleraría una acción militar, venga de donde venga», resaltó.

Asimismo, indicó que las relaciones con la vecina República Islámica de Irán son importantes para Bagdad. «Irán es un actor geopolítico importante. Irán es una cultura de miles de años de civilización. […] Los intereses de Irak, sus intereses nacionales, son tener muy buenas relaciones de vecindad con Irán», dijo Salih.

Si te ha parecido interesante, ¡comparte esta historia con tus amigos!