El sujeto no ha recibido visitas desde 2005 después de la muerte de su hermana, y todas sus apelaciones han sido denegadas.

Un hombre de Alabama (EE.UU.) fue sentenciado a cadena perpetua después de robar una billetera con 9 dólares. El caso fue denunciado por la periodista local Beth Shelburne que ha publicado todos los detalles este sábado en Twitter tras realizar una entrevista al acusado.

Se trata de Willie Simmons, quien fue declarado culpable de robo en primer grado en 1982, cuando tenía 25 años, y desde entonces permanece tras las rejas. Usuarios de redes sociales no han tardado en rechazar la medida. 

Simmons fue procesado bajo la ley de delincuentes habituales del estado de Alabama porque tenía condenas anteriores, igualmente por robo. Según la entrevista concedida a Shelburne, el hombre menciona que cuando hurtó la billetera estaba drogado y fue aprehendido a pocas cuadras del lugar.

Asimismo, recuerda que su juicio duró 25 minutos y su abogado designado no llamó a ningún testigo. «Los fiscales no le ofrecieron un acuerdo de culpabilidad, a pesar de que todos sus delitos anteriores no fueron violentos», escribió la periodista citando el testimonio del acusado.

«El señor Simmons no negó sus delitos, y no estoy escribiendo esto para argumentar que es inocente. Ha pagado sus delitos con toda su vida adulta, desechado como si no valiera la pena la redención. Me asquea pensar en cuántas otras personas están almacenadas en prisión, olvidadas», concluyó la periodista.

Sin visitas desde 2005

El hombre no ha recibido visitas desde 2005 después de la muerte de su hermana, e indicó que «no he sabido nada de nadie desde entonces». Finalmente, señaló que no tiene a nadie para llamar y hablar. «A veces siento que estoy perdido en el espacio exterior», agregó.

Liberan a tres hombres que pasaron 36 años en la cárcel por un crimen que no cometieronLiberan a tres hombres que pasaron 36 años en la cárcel por un crimen que no cometieron

El hombre acepta que todos sus delitos fueron cometidos bajo el efecto de las drogas y se arrepiente.

De hecho, lleva 18 años sobrio y no ha recibido una citación disciplinaria en una década. «Mi esperanza es salir de aquí», señaló Simmons tras mencionar que ha presentado varios recursos para apelar su condena pero todos han sido denegados.