Este lunes el presidente de Brasil fue hospitalizado de urgencia tras caerse de espaldas en el baño de su residencia.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, que el lunes fue trasladado de urgencia al centro médico de las Fuerzas Armadas, perdió la memoria temporalmente tras caerse en el baño y sufrir un golpe en la cabeza en el Palácio da Alvorada, según ha contado en una entrevista concedida a Band.

«Perdí la memoria parcialmente. He recordado muchas cosas esta mañana. Ahora estoy bien. Yo no recordaba, por ejemplo, lo que hice ayer», señaló el mandatario.

Bolsonaro pasó la noche bajo observación en ese centro médico de Brasilia, y fue dado de alta el martes «con la recomendación de que descanse», informó la oficina presidencial a través de un comunicado.

«Me deslicé y me caí de espaldas. Fue un golpe bastante desagradable, pero voy a cuidarme», agregó.