EL NUEVO DIARIO, ALABAMA. -El departamento del alguacil del condado de Limestone,  Alabama, confirmó este martes que un niño de 14 años confesó haber asesinado a cinco miembros de su familia en la localidad de Elkmont.

Según el reporte policial el impactante suceso ocurrió alrededor de las 10:30 de la noche de este lunes, hora local.

Agrega que cerca de la 1:15 de la madrugada, el portavoz de la oficina del alguacil de la región de Limestone, Stephen Young, recibió una llamada de un joven pidiendo ayuda para que acudieran a su casa, alegando que se encontraba en la planta baja y que había escuchado unos disparos en la planta superior.

El informe, detalla que los oficiales de la policía encontraron en la vivienda a un adulto y dos menores de edad muertos, y un adulto y otro infante con lesiones críticas. El adulto fue trasladado inmediatamente al hospital Huntsville, mientras que el menor de edad fue trasladado al Hospital de Niños de Birmingham.

Posteriormente, Justo antes de las 3:00 de la madrugada, el alguacil Mike Blakely llegó a la escena del crimen para informar que las dos víctimas sobrevivientes que se encontraban en estado crítico habían fallecido, informó un reportero de un medio local.

El joven de 14 años, que en un principio había llamado a las autoridades pidiendo ayuda, fue entrevistado por los miembros de la policía y confesó haber disparado a los cinco miembros de su familia dentro de la vivienda.

Actualmente está ayudando a los investigadores a localizar el arma, una pistola 9 mm. Según las declaraciones del niño, luego de dispararle a sus familiares arrojó la pistola cerca de su residencia.